domingo, 4 de junio de 2006

Graduarse

Cinco años de estudios, de prácticas interminables, de tardes de estudio a todo correr, de minutos que parecían meses en la parada del autobús, de horas interminables de exámenes que no sabías cómo resolver, ... y de tardes de "prácticas" que acababan en merienda, de mañanas de clase que se convertían en improvisadas timbas de cartas, de noches de fiesta compartida, de muchos buenos momentos que espero no olvidar.

Este podría ser el resumen de estos años de universidad que, según dicen, se terminan ya. No me lo creo, ha pasado todo demasiado rápido, no puedo tener ya 23 años, sigo siendo la muchacha de 18 años que tenía ilusión por conocer nueva gente y ganas de comerse el mundo... Pero supongo que si lo dice tanta gente, será verdad :-/

No voy a escribir un post filosofeando sobre la vida y sobre estos años... ya lo he hecho varias veces... y lo volveré a hacer cuando sea capaz de admitir que esto se acaba... Ahora voy a centrarme en los momentos vividos en esta semana de locura, porque hablar de lo cotidiano suele doler menos.

El jueves pasado estuvimos cenando en el Alhambra Palace para celebrar todas las cosas vividas juntos con nuestros compañeros de carrera. Me lo pasé muy bien, la cena estuvo muy rica y la discoteca... digamos que estuve poco tiempo atenta a la música,... Sin embargo, siempre hay gente empeñada en agriar la fiesta, como los que se dedicaron a hacer gamberradas en el hotel hasta tal punto que los responsables tuvieron que ir a pedir disculpas para impedir una denuncia. Otro punto en contra de la noche fue que hubo alguna gente que por una u otra razón no pudo (o no quiso) compartir ese momento con nosotros... y los eché en falta. Ya se lo he dicho a ellos, se han justificado de manera más o menos creíble y punto.

El sábado por la mañana, después de habernos pasado el viernes casi en blanco durmiendo y descansando, era el momento del ridículo acto de graduación. Eso sí, por muy ridículo que fuera mereció la pena con tal de ver a todos los chicos en traje y corbata... ^_^
El acto en sí no estuvo mal... aunque un poco desorganizado con el tema de las fotos y la tuna llegando tarde (y sobrando un poco mucho... en mi humilde opinión). Los discursos me gustaron, aunque me sigue pareciendo que el de la delegación de alumnos y el de la asociación de antiguos alumnos sobraban (de nuevo, en mi humilde opinión). El discurso que más me gustó fue el de Valdivia, se notan lo que son muchos años haciendo de padrino, la experiencia es un grado.

Y bueno, nada más que deciros que pondré fotos en flickr y actualizaré esto con un enlace...

Actualización: Fotos colgadas en mi flickr:
http://flickr.com/photos/tritinia/tags/graduaci%C3%B3n/

9 comentarios:

Quique dijo...

je, voy a escribir na más que para que no ponga lo de "nadie maulla"

pos weno, veamos, lo de la graduación estuvo muy bien, aunque eché una cosa muy en falta (el aire acondicionado) y una costa que me habría gustado poder echar en falta (el discurso de salva).

con lo de vernos a todos en traje, sí, supongo que estamos arrebatadores (je, y yo me lo creo..), pero lo cierto es que para cuando llegó la hora de comer estaba medio muerto por deshidratación, que vamos, la próxima vez me pongo un vestido de tirantes o algo asín...

y nada, que también estuvo muy bien el botellón de por la noche (botellón -> botella de 2 litros, de fanta naranja concretamente xD) y las patatas en el pollo picom. supongo que a partir de ahora toca tomarse las cosas un poco más en serio hasta después de los exámenes, porque como me quede algo no voy a poder convencer a mi padre de que he estado estudiando... :P

Ferguson dijo...

Ostias, lo del hotel que fue? De eso no estaba enterado.

Por cierto, yo diría que tanto la cena como la graduación (al menos para mí) no es que simbolicen demasiado. Cuando el ilustrísimo señor director dijo que esto era uno de los grandes días de la vida, junto la comunión y el bautizo pues tampoco pienso yo que sea para tanto. Creo que selectividad, el primer dia de facul, Florencia, algún cumple, alguna fiesta de la cerveza o algún paseo han sido muchisimo más importantes en mi vida que esos dos días juntos.

Eso pienso, vamos.

Ferguson dijo...

Ostias, lo del hotel que fue? De eso no estaba enterado.

Por cierto, yo diría que tanto la cena como la graduación (al menos para mí) no es que simbolicen demasiado. Cuando el ilustrísimo señor director dijo que esto era uno de los grandes días de la vida, junto la comunión y el bautizo pues tampoco pienso yo que sea para tanto. Creo que selectividad, el primer dia de facul, Florencia, algún cumple, alguna fiesta de la cerveza o algún paseo han sido muchisimo más importantes en mi vida que esos dos días juntos.

Eso pienso, vamos.

Ferguson dijo...

Alguien sabe por qué demonios ha salido mi comentario dos veces??

Quique dijo...

claro, fergu, porque no sabes postear...xD

y con lo del alhambra palace se refiere a que si bien no había alfombras mágicas, sí había sillas voladoras, que salieron volando por la ventana, y alguna lámpara que también saltó (supongo que intentando rescatar a su amiga la silla). y es que el alcohol en exceso combinado con la stupidez humana es una mezcla explosiva...

alayma dijo...

Ha sido una semanita completa sí,
quizás no sean los días más importantes de mi vida, ni de estos 5 años, porque los ha habido mucho mejores en todos los sentidos, pero creo que lo mejor de estos es que han sido unos días que he podido compartir a la vez con mucha más gente que ningun otro, se han reunido familia, amigos, compañeros...
Vale que la graduación sea un acto simbólico, vale que no represente todo lo vivido en 5 años, vale que sólo sea un trozo de tela (con dos pines) lo que nos dan... pero ojalá hubiera muchos más momentos así, donde volver a veros a todos juntos... y así de guapos :P.
Besos

Miauz dijo...

Oyes, qué pechá de comentarios. Veamos, Fergu, estoy de acuerdo contigo en que el acto de graduación es una chorrada... pero y la de fotos que hemos sacado, lo que nos divertimos metiéndonos con lo que no nos gustó y lo monos q estábais todos... eso no tiene precio, es como lo de mastercard: "Corbata nueva, 15€. Tintorería del traje, 20€. Beca y demás gastos de la graduación, 25€. Ver a todos l@s informátic@s de punta en blanco, no tiene precio" (tb tengo la versión femenina). Además, es una foto mental más para cuando seamos viejos y se lo contemos a nuestros nietos :D

antemil dijo...

Seguro que después de ver las fotos, más de uno se arrepiente mil veces de no haber asistido a una cena iluminada por un resplandor turquesa...

Andrés dijo...

Qué fotos más cucas, oighs.
¡Yo ya estoy pensando en mi graduación! Tengo que pensar alguna cosa extravagante que hacer allí... pero antes tengo que conseguir que crean que daré un buen discurso de graduación, jejejejeje.
Bueno, chica, enhorabuena y suerte a partir de ahora ;)