lunes, 25 de septiembre de 2006

Dudar

Porque la noche en el alma duerme.
Porque la sal hace escocer la herida.
Porque el día siempre acaba.
Porque el mañana no es futuro.
Porque el pasado no olvida.
Porque los gestos se malinterpretan.
Porque estamos solos en compañía.
Porque surgimos de nada y nada somos.
Porque no hay solución para todo.
Porque la vida no tiene instrucciones de uso y al no saber el camino que seguir, dudamos.
Y al dudar nos vemos obligados a cuestionar nuestras acciones. Y al cuestionarnos a nosotros mismos, perdemos la fe en nuestras capacidades y erramos en las decisiones. Y al errar perdemos la luz, y nos adentramos en una noche que empieza y acaba en nuestro interior.

1 comentario:

Auron dijo...

La verdad que el dudar es un problema bastante malo, y encima bastante común...

Otra manera de verlo podría ser la famosa frase: "el problema es la elección". Y de hecho hará 4/5 días escasamente me ha aparecido una gran gran duda, y si eliges una opción ya no hay vuelta atrás.

De todas maneras supongo que mientras al arreglar las dudas hagamos las cosas lo mejor posible nunca se podrá decir q te has arrepentido, simplemente es que la otra opción no era mejor ni peor, sino eso, otra opción.