lunes, 15 de enero de 2007

Howto - echar gotelé

Pasos para echar gotelé en una pared sin la máquina de gotelé e intentando manchar lo mínimo.
  1. Preparar una mezcla de temple densa (aunque debe estar líquida para que se pueda remover).
  2. Cubrir el suelo cercano (y no tan cercano) de la zona a pintar con papeles de periódico antiguos.
  3. Buscar por la casa herramientas para echar la mezcla. Posibles candidatos:
    1. Pincel o brocha. Puede requerir mucho tiempo, los resultados serán demasiado gruesos.
    2. Cepillo de cerdas duras. Su uso puede ocasionar que se llene el periódico de protección con tanto temple que cale.
    3. Cabeza pulverizadora. Normalmente el gotelé no entrará por la cabeza.
    4. Escobilla del váter (a ser posible, limpia). Si se utiliza como si fuera una varita mágica puede llenar toda la casa de gotas.
  4. Aplicar la mezcla a la pared realizando movimientos rápidos y repetidos sobre la superficie. Tener cuidado con las gotas que pueden caer en ojos y boca.
  5. Dejar secar la pared. Limpiar mientras las gotas caídas a diestro y siniestro.
  6. Darse cuenta de que tendrías que haberte puesto otra ropa más vieja, ducharse y vestirse :)
Y es que este fin de semana me he dedicado a hacer de pintora de brocha gorda y he aprendido esta maravillosa técnica. Después de esto, hay que pintar la pared, lo que implica coger un bote de tinte y más temple (ahora menos denso) y ponerte a jugar a "averigüemos el color".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por esa experiencia tan maravillosa!! Yo este verano estuve ayudando a mi padre a pintar y también me encantó.

Kimahri dijo...

Anda, no sabía que en tu tiempo libre te dedicabas a hacer ñapas xDDDDDD Lalilolaloleeeilo, lalilo, lala (8)

Me ha encantado la frase: "Si se utiliza como si fuera una varita mágica puede llenar toda la casa de gotas". Es que me imagino la escena y me da risa. También me dan ganas de ponerlo en práctica, pero va a ser que no, porque luego pa limpiarlo...

PD: Menos mal que yo nunca he pintado :P

Auron dijo...

Definitivamente la mejor frase la de la escobilla del wáter xDDDDD Hay otra opción, que es usar un cepillo de dientes, lo mojas en la pintura y luego pasas por las cerdas un trozo de cartón o plástico (como si las estuvieras acariciando +o- no sé si me explico) para que salpique; lo malo es que así te puedes pegar siglos :P

Y bueno, espero que no se haya estropeado ninguna prenda de vestir importante ni algún mueble de la casa, que la pintura ya se sabe...

PD: Como sugerencias de colores el albaricoque queda muy chulo ^o^

Andrés dijo...

Por qué no probaste a usar un cepillo de esos de cerdas enormes como los que usan los señores barrenderos? acabarías antes y sería mucho más bestia :D
o a metertelo en la boca y decir pamplona numerosas veces
o a comerte una fabada y... vale, vale, vale, ya paro.