martes, 22 de abril de 2008

Relato: Justicia (I)

Este es un relato que he estado escribiendo, como es muy largo lo voy a poner en entregas (no sé cuántas, así que la última pondré y IV por ejemplo para que lo sepáis). Aviso de que esta primera entrega es algo... gore.

JUSTICIA

El grito ahogado de la muchacha escapó entre los dedos que taponaban su boca. El hombre que la tenía presa apretó con más fuerza el brazo, retorciéndolo, a la vez que acercaba su cara sucia y sudada a ella.

- Estate quieta y deja de gritar o tendré que cortar este bonito cuello", susurró mientras acariciaba el cuello descubierto de la muchacha con el filo de un cuchillo.

La muchacha empezó a llorar quedamente mientras el hombre le ataba las manos con una abrazadera y le colocaba un trapo sucio en la boca y lo sujetaba con un pañuelo. Con la mano que había quedado libre empezó a desabrocharse los pantalones, la cremallera de atascó y el violador sujetó el cuchillo con la boca para poder tener las dos manos libres. La chica no desaprovechó la ocasión, se incorporó y empezó a correr. No había dado más de dos pasos cuando sintió un tirón en las manos y cayó de bruces al suelo, golpeando con la barbilla. El hombre la incorporó y la puso a cuatro patas, levantando su falda con un gesto rápido. Con furia la agarró del pelo y le hizo mirarlo.

- Puta, no te vas a escapar tan fácilmente. Te tengo atada y ahora voy a hacerte tanto daño que desearás estar muerta.

La mujer empezó a llorar desconsolada, por lo que en la sangre y la mugre de su cara aparecieron dos ríos claros que se unían en la barbilla en carne viva. Inconscientemente, empezó a rezar en su mente para alejarse de la realidad que le rodeaba. Con un movimiento brusco la chica intentó apartar la vista de lo que estaba a punto de pasarle, pero el asaltante le obligó a seguir mirando.

- ¡NO! No va a ser bonito, pero vas a mirarlo todo, para que...

La frase quedó entrecortada cuando la sangre empezó a salir por la boca del violador. Tembloroso soltó a su presa y se llevó la mano al vientre, del que sobresalía la punta de una cimarra. Un ruido suave acompañó a la hoja al salir. El hombre se alejó tambaleante mientras sujetaba su estómago para evitar que nada saliera por el agujero; varios pasos más allá, cayó de rodillas y se quedó inmóvil.

Justicia (II)
Justicia (III)
Justicia (y IV)

3 comentarios:

Reven dijo...

Me va gustando... veamos como acaba :D

(Yo lo hubiera matado con gusto...)

Auron dijo...

Menudo cambio de historias has hecho. Eso sí, te ha quedado muy interesante y hasta la próxima entrega no sabremos qué le ha pasado al tío. Vamos, como las series de la tele, que justo cuando acaba el episodio lo cortan en lo mejor :@

PD: Justice will prevail!

Quique dijo...

joe, uno lee estas cosas poco antes de irse a desayunar, y eso no puede ser bueno.

nos vas a presentar a un héroe justiciero al estilo V de Vendetta xD?