viernes, 25 de abril de 2008

Relato: Justicia (y IV)

Justicia (I)
Justicia (II)
Justicia(III)

Confusa, Maia apartó la vista del ángel y se volvió al violador que yacía muerto en el suelo. Ella siempre había dicho que la humanidad estaba degradada, que se había perdido muchos de los valores que su corazón le dictaba correctos… pero también era cierto que se había dejado llevar por el ritmo frenético de la vida sin pararse a reflexionar si predicaba con el ejemplo, si seguía sus propias creencias o se limitaba a intentar mantenerse a flote en un barco que se hundía.

- ¿Morirá todo el mundo?

- No conozco SU plan. Yo, a diferencia de vosotros, no tengo libre albedrío, no tengo una opinión propia. Tengo una misión y sé la forma en que debo de llevarla a cabo.

- Así no tiene mérito – le reprochó la muchacha.

- No, y por eso vosotros fuisteis creados a SU imagen y semejanza, no yo.

- Hablas siempre de “yo”, nunca de nosotros… ¿no hay más ángeles?

- Sí y no. Soy muchos y soy uno. Si la misión que he de acometer requiere más manos, simplemente me encuentro duplicado.

- Eso quiere decir que…

- Tu tiempo ha terminado, Maia – le cortó el ángel -. Es hora de que decidas la manera en que vas a reunirte con ÉL.

- ¿Cómo vas a matarme? – preguntó la muchacha temblorosa.

- No voy a matarte de ninguna forma…. – respondió él – Ya estás muerta. Yo sólo estaba ayudándote en la transición.

Maia abrió la boca para replicar pero algo le dijo que no tenía por qué hacerlo. Bajó la vista al suelo y vio a su asaltante, giró la cabeza y vio su propio cuerpo tumbado en el asfalto. Al acercarse a contemplar mejor se dio cuenta de que su cabeza estaba separada varios centímetros de su cuello. Pero lo que más le extrañó fue la paz que reflejaba su rostro inerte.

- Ahora es el momento de tu elección. Recapacita en qué crees y actúa consecuentemente. Puedes tener una muerte plácida o violenta.

- He vivido lo mejor que he podido. Me arrepiento de muchas cosas pero, en general, he actuado siempre de la mejor forma que podía, aunque eso fuera en contra de algunas cosas que me dictaban desde fuera.

- Razón por la cual estoy yo aquí.

- Sí, ahora lo entiendo – Maia respiró hondo y asintió profundamente-. Haz lo que tienes que hacer, estoy lista – dijo cerrando los ojos.

El ángel levantó su espada y cortó la cabeza de Maia. Con un movimiento ágil cogió el cuerpo y lo dejó caer suavemente en el pavimento, sujetando la cabeza con la otra mano. Durante unos segundos contempló la cara relajada de la muchacha. Sin esfuerzo, se levantó y recogió las cimarras que había dejado a su lado. Contempló cómo las últimas gotas de sangre caían en el suelo, dejando la hoja limpia. No habría manchas acusadoras, pues su misión era la Justicia.

Dedicado a Pablo, por su vigésimo quinto cumpleaños.

Moraleja: ¿Alguien se cree capaz de asumir sus acciones tal y como son?

6 comentarios:

Ferguson dijo...

Muchas gracias por el detalle ;)

Aunque al angelito ya le valía, ni leches.

Reven dijo...

Me gusto tanto que mira esto:

http://ideasrenovadas.com/2008/04/26/justicia/

Auron dijo...

(He tardado un poco pero aquí está mi comentario)

No me esperaba ese final, pero precisamente por no esperármelo me ha gustado. Es la cosa de que -en ppio- tienes la misma información que el/la protagonista, y cuando éste se entera entonces tú también, y ahí está el impacto xD

Y sobre el ángel no le culpo, la misión de los 'shinigamis' es así y hay que acatarla.

Lady Skywalker dijo...

Vale...y mis angelitos regordetes, de rubios cabellos rizados y mejillas sonrosadas que alegremente acarician las cuerdas de un arpa...

¡¡Otro mito roto!!


P.S: Maaarvelous ;)

Miauz dijo...

Fergu: No hay de qué, hombre :)
Reven: Joer, sí que te ha gustao :P Nada, gracias por difundirlo ^__^
Auron: Bueno, si al final voy a conseguir que leas y todo. Lo de la misión... es como dice Maia, así no tiene mérito...
Lady Skywalker: La idea de que los ángeles no son querubines rubios surgió de una conversación con Mr_Manu. Para que luego digan que la agnóstica de ideas revolucionarias soy yo sola :P

Mr_Manu dijo...

En los relatos bíblicos, los ángeles básicamente sólo han tenido 2 funciones: anunciar y ejecutar.

El hecho de querer ver en los ángeles unos seres llenos de bondad y pureza no ha sido más que un invento de la tradición.

Por ejemplo los "querubines" no son bebés regordetes de cabellos rubios (esa imagen de ángel que comentas), sino que más bien tienen parecido con una esfinge, con cuerpo de animal.

En la serie de anime Evangelion, se da una visión cruel de los ángeles que vienen a destruir a la humanidad y así darles la opción de comenzar de nuevo (a modo de "diluvio universal" indiscriminado)