martes, 6 de mayo de 2008

Sopor

Pesadez en los párpados. Hay que trabajar, no te distraigas. Cansancio sobre los hombros. Hay que trabajar, no dejes que te supere. Relajación de todo el cuerpo. Hay que trabajar, no puedes permitírtelo. Respiración acompasada. Hay que trabajar, no te duermas. Sensación de ingravidez. Hay que.... bueno, sólo cinco minutos... en seguida me levanto.

5 comentarios:

Athenea dijo...

Alergia. Si es que no hay quien se libre..

Auron dijo...

Para variar he vuelto a "confundir" alergia con resfriado... bueno, la verdad al principio había pensado que era sueño y/o coñazo general por el trabajo, que suele ser lo más común xD

Aunque lo de ingravidez tiene que estar chulo, así te ahorras prepararte como astronauta y hacer pruebas raras. En fin, q te sea leve.

Quique dijo...

o astenia primaveral... porque yo últimamente vengo frito en el bus, y seguro que es por algo así :P

Miauz dijo...

Athenea: La alergia la tengo asumida en estos meses, estoy más inactiva por ella pero no es lo que me hace dormirme en las esquinas xD

Auron: Eres el que más se ha acercao, aunque esto no era un concurso. Esto es el sueñecillo que te da después de comer :P

Quique: Es que como el autobusero te mece con su suave traqueteo...

antemil dijo...

Qué de tiempo que no te escribía (leerte, te leía, pero ya sabes que google odia que me autentique). No luches contra él. La resistencia es inútil. Al final, caerás. Si no hoy, mañana, o pasado quizás. Pero no te podrás librar, y lo sabes, aunque no quieras admitirlo. Como dijo Oscar Wilde, la única forma de librarse de la tentación es caer en ella. Yo acabo de despertar.