miércoles, 7 de octubre de 2009

LA CIENCIA EN ESPAÑA NO NECESITA TIJERAS...


Este post forma parte de la iniciativa de la Aldea Irreductible para mandar un grito de SOS por la investigación en España...

Independientemente de la ideología que uno tenga, hay que tener claro que para que un país avance hacen falta mentes y personas que la empujen hacia adelante. Porque solo no va a moverse. El problema está cuando la gente busca soluciones rápidas y vistosas a problemas graves.

La mejor solución no es siempre la que más rápidamente soluciona el problema, sino aquella que evolucionará de manera que no se necesiten parches en el futuro.

Tampoco es que yo sepa mucho de economía, pero sí sé que de baldosas no se come, pero sí de plantas más resistentes que se consigue... ¡Anda! ¡¡Investigando!!

Tampoco se cura uno de una enfermedad con buenas intenciones, sino con avances farmacéuticos y tecnológicos que se consiguen... ¡Anda! ¡¡Investigando!!

Tampoco puede uno vivir sólo de esperanzas y sueños, sino de un trabajo digno bien hecho, si es que lo hubiera. Y cómo se consigue que todos tengamos un trabajo, pues ¡¡Investigando!!

Sé que no es fácil manejar la economía de un país, pero lo que no es justo es que por algunas malas decisiones de unos pocos, vayamos a pasar malos tiempos el resto... porque ellos no se quedarán sin comer, no os preocupéis. Pero nosotros, becarios e investigadores en general sí. Esperemos que entren en razón...

4 comentarios:

Alfonso E. dijo...

De acuerdo pero con matices.

Creo que argumentar sólo que la investigación termina siendo algo "tangible" o que repercute muy directamente en nuestra comodidad o bienestar tampoco es el punto a destacar en esta campaña (en mi opinión). Nuestra investigación (TIC) sí, pero también hay investigación en ciencia básica (física, p.ej.) cuyas repercusiones directas pueden estar en, pongamos por ejemplo, a 300 años vista (y aún así no ser excesivamente relevantes).

La teoría de la relatividad de Einstein todavía no nos ha dado ningún avance ni comodidad, ni es por ella por la que funcionan los cacharritos electrónicos. Sin embargo, ahí la tienes, más de 100 años dando guerra a las cabezas pensantes.

La segunda cuestión que aquí (España) también falla es la inversión en innovación en el sector privado. Me ha sorprendido mucho leer en En Silicio que uno de los sitios donde "cojeamos" es en la inversión en I+D en el sector privado. ¡Fíjate que el porcentaje dedicado a investigación en Universidades es bastante similar en España que en resto de la UE!

Contando con que muy probablemente ni tú ni yo trabajaremos nunca en la Universidad (y no es por ser cenizo, es a día de hoy la realidad y necio es el que no quiera verlo), nuestra posibilidad más plausible (aparte claro está de la migración al extranjero), es la incorporación, como algún día doctores a una empresa de base tecnológica. Para ellos, programas como el Torres Quevedo tendrían que ser potenciados por dos motivos:
se introduce conocimiento innovador en las empresas y se anima a ser doctor a los estudiantes (puesto que se termina valorando positiva y económicamente dicha formación).

Por otra parte, y si tenemos la suerte (ojalá) de trabajar en alguna Universidad, la financiación para nuestro trabajo también podría ser externa, en el caso en el que alguna empresa quisiera contratar nuestros servicios como investigadores en un ente público (usando para ello la subvención "I+D privado" cuasi inexistente en este país). En este caso, el producto de la investigación sí que sería más tangible, más necesario y más avance "del día al día" de lo que normalmente se hace. Porque la necesidad proviene de una empresa y no de un ente público.

Por eso te digo, que el argumento de que "sin investigación no tenemos X ó Y comodidad" es necesario, pero quizás no es suficiente. Más bien, sin investigación (ni innovación) termina por no haber resultados/aparatos/comodidades, pero la investigación no es sólo eso. También hay que avanzar en temas "de base".

Miauz dijo...

En situaciones de crisis, a la mayoría de la gente le cuesta pensar a años vista, por eso he preferido usar una aproximación más práctica. Además, sabía que aproximaciones en pro de la ciencia en general habría muchas.

Seamos realistas, somos muy egoístas, y la gente sólo entiende aquello que repercute directamente en ellos. Está muy bien que la física, y cualquier otra ciencia más teórica, sea necesaria, pero mucha gente no lo entiende (o no quiere entenderlo). Así que, ¿qué tiene de malo darle argumentos más prácticos?

Y sí, el problema es la inversión en el sector privado, y de nuevo insisto en que no se convence a los inversores privados con razones teóricas, por muy exactas y ciertas que sean. Sino con razones prácticas en plan "invirtiendo en A, consigues B que es buenísimo para mucha gente y da mucho dinero". La investigación en otros campos vendrá como consecuencia de esta, o al menos eso pasa en otros países.

juaxix dijo...

No somos tan egoistas, lo que pasa es que pensamos demasiado y vivimos mal.

Todo repercute directamente, casualmente ayer me leí un comic de un niño que utilizaba constantemente las teorias de la relatividad de Einstein para sus inventos, así que el escritor está usando la inventiba a y la inspiración de aquel, igual que otras películas...quizás no veamos cómo repercute en la sociedad pero si es cierto que todo lo que desarrollamos afecta de un modo u otro.

Y otro tema sería quien se beneficia con ello :D

juaxix dijo...

*inventiva*
xD