jueves, 17 de agosto de 2006

Darmstadt: Heidelberg y Weimar

Heidelberg

El martes estuvimos en Heidelberg, una ciudad a unos 58 km del centro de operaciones, aquí teneis un mapilla. La ciudad es muy bonita, hasta ahora es la que más me gusta de todas las ciudades alemanas que he visitado... eso sí, no he visto muchas que digamos.

Hay muchas cosas que visitar en esta ciudad. Puedes recorrer andando el mayor espacio peatonal de Alemania (no sé si incluso era de Europa) mientras ves tiendas o disfrutas de un café o un kebab (aunque no lo parezca son mucho más comunes que en España). A lo largo de este paseo hay muchísimas plazas y monumentos que se pueden visitar. Tras la catedral del Espíritu Santo, una pequeña calle baja hasta la ribera del río, justo al lado de una estatua de un mono muy curiosa. Al lado de ésta hay unos pequeños ratones de bronce que, según la leyenda, garantizan a aquel que los toque el retorno a esta hermosa villa.

Cruzando el puente y subiendo muuuuuuucho, se pueden admirar una preciosa vista de toda la ciudad desde el "Camino de los filósofos". Según dice Dani, por aquí se paseaba Kant para reflexionar y, cuando él pasaba, ponían en hora el reloj de la catedral.

Esa tarde, llegaron a Heidelberg algunos españolitos que están de interrail y a los que acompañamos en su visita express de la ciudad. Podeis ver fotos de todo esto en el tag Heidelberg de mi flickr.


Weimar

Ayer miércoles estuvimos en Weimar, esta vez algo más lejos de aquí (mapica aclaratorio). Esta vez no viajamos solos Dani y yo, sino que se vinieron Jordi y Pablo, los dos españoles de los que ya os he hablado.

Nada más llegar nos dirigimos hasta el campo de concentración de Buchenwald. Quitando la mierda de grabación de la guía sonora con acento sudaca, la visita no estuvo mal. La verdad es que da bastante repelús el sitio y no deja muy buen estado de ánimo, todavía no me entra en la cabeza que hubiera gente que estuviera de acuerdo con aquello... Pero no quiero meterme en política, esto sólo va a ser una crónica de mis vacaciones.

Después volvimos a la ciudad y estuvimos dando algunas vueltas por ella. Encontramos hasta un castillo de brujas perdido entre sus calles. Y al fin vi los semáforos de la antigua Alemania del Este.

La verdad es que la ciudad no está mal, pero es más "pueblerina" que Heidelberg, probablemente por la falta del ambiente universitario. Las fotillos están en flickr también, con el tag Weimar.

También podeis ver fotos de Frankfurt o, en general, de mis 15 días por Alemania que están empezando a acabarse...

1 comentario:

Athenea dijo...

Ya veo que te lo estás pasando súper bien.. vamos, lo mismo que yo, la misma visita familiar a valencia de todos los años. Disfruta que ya te queda poco y nos vemos a la vuelta.