lunes, 29 de junio de 2009

¿Jornada intensiva o partida?

Con la llegada del verano los comedores cierran, así que llega esa fecha del año en que hay que decidir si te quedas a comer en el despacho (o alrededores) o si te vuelves a casa a comer (regresando o no después).

La primera opción que te viene a la cabeza es hacer jornada intensiva de 8 a 15 y luego no volver. Los problemas de esta opción son el calor que hace a mediodía para volver, lo que cuesta levantarse a esas horas de la madrugada y si realmente se rinde o no tantas horas seguidas delante del ordenador. Las ventajas son que tienes todas las tardes libres y que comes medianamente equilibrado en casa

La segunda opción es quedarse a comer en el despacho con una fiambrera traída de casa ó calentando las cosas en el horno pizza que amablemente han arreglado los compañeros de despacho. Los problemas son que no desconectas a mediodía y la tarde cunde menos, que la comida es menos variada (sobretodo si abusas de pizzas) y que cuando sales hace todavía calor. La ventaja es que sales antes y tienes casi media tarde libre.

La tercera opción es comer en casa y volver a trabajar por la tarde. Los problemas son que hace calor para ir y para volver y que hay que cocinar y fregar. Las ventajas son que comes sano y variado y que puedes echarte un rato después de comer.

La mejor solución sería no trabajar, lo sé. Pero como eso no es posible... ¿qué harías en mi lugar? ¿Prefieres echar más rato y luego no volver?¿La siesta es algo sagrado y nada debería impedirla, sobretodo en verano?

7 comentarios:

Quique dijo...

normalmente te diría que por supuesto, intensivo.

no obstante, como me estoy planteando hacer jornada partida para currar por la mañana, y dedicar las tardes al proyecto, y ya veré si me aprovecho de la piscina de ciencias... pues ahora mismo no sabría qué decirte xD

y la siesta es sagrada dependiendo de cada persona, así que tú sabrás si para ti lo es...

Anónimo dijo...

Pa mí estaría claro: intensiva martes, miércoles y viernes, fiambrera lunes y jueves.

alayma dijo...

Puesto que ninguna de las soluciones te convence, supongo que lo que propone "Anónimo" es de las mejores opciones, una solución mixta.
Siempre puedes cambiar el "taper" por algún bar cerca que pongan algún menú barato o buenas tapas ó probar si siguen ponienod en BBAA los platos combinados.

Queda otra solución: trabajar por las mañanas en el despacho y por las tardes en casa, pero esa es difícil de cumplir.

Athenea dijo...

Buf... que suerte que puedes elegir.. intensiva!! intensiva!! intensiva!! jajaja, bueno en serio.. puedes hacer cada día lo que más te apetezca, aprovechate que nadie te pone un horario, sino que eres tú la que decides ;)

juaxix dijo...

Lo de las tardes libres me gusta. Aunque yo tengo jornada media y como siempre en casa :)
En mi opinión, la mejor opción sin duda es la que se ha propuesto aquí por Anónimo y con la guinda de alayma, como ves todos te amamos como si te hubiéramos pario ;)

Miauz dijo...

Quique: Lo de trabajar por la mañana y proyectar por la tarde lo hemos intentado todos... no funciona tan bien como debería :P

Anónimo: Eso es principalmente lo que estoy haciendo,... aunque requiere algo de planificación para tener comida en casa xD

Alayma: Los menús de por aquí cerca son algo caros... y el comedor de BBAA lo cierran en breve (en julio). Pero bueno, siempre quedarán los durum del kinépolis.

Athenea: Siempre queremos lo que no tenemos xDDD Ya sea la jornada intensiva en tu caso o comer en casa como en el mío.

juaxix: El problema de las tardes libre es que luego me aperruno en el sofá y no hago nada salvo leer o jugar... bueno, espera, eso no es un problema :P

AYK dijo...

Pues yo justo hoy empiezo la jornada intensiva, joder qué ganas de que llegara!!! Con tal de tener más tiempo libre en casa lo que sea... aunque la parte de la comida es lo peor, pq tienes que hacértelo en casa y demás (aunque como nos sobran tickets seguiremos yendo al restaurante de vez en cuando).

Entre las opciones de quedarse a comer en el despacho o ir a casa y volver creo que mejor lo primero, pq sólo por el jaleo de tener que irse para luego volver (y con el calor) no compensa.

Pero vamos, pudiendo hacer mezcla de opciones si acaso ve alternando según te hayas levantado de cansada (para luego echar siesta) o lo que tengas pensado para comer.