lunes, 10 de septiembre de 2007

How to: arreglar un cajón

Buenas a todos y bienvenidos a este nuevo capítulo de Brico-Miauz, el programa que os ayudará a arreglar esos pequeños rotos del día a día.
El sábado se desencajó en mi casa la parte frontal de un cajón, así que tuvimos que arreglarlo. Aquí tenéis los pasos:

  1. Sacarlo de la cajonera. Lo primero es quitar el cajón de donde esté. Tened mucho cuidado de que no se os caigan las cosas del cajón (puede ser peligroso, en mi caso había cuchillos). Intentad no desarmar el cajón más de lo que ya lo está.
  2. Retirad las piezas sueltas. Normalmente, no sólo el frontal se descuadra, en mi caso el lateral izquierdo también estaba suelto aunque enganchado. CUIDADO, separad las piezas con cuidado para que no se rompa.
  3. Preparado de la superficie. Muchos cajones tienen tirafondos o tacos de madera para unir las distintas superficies. comprobad que ninguno se ha roto. Usando un disolvente (acetona, por ejemplo -cuidado con las uñas pintadas :P -), eliminad la cola que quede y lijad ligeramente la superficie.
  4. Reemplazad los tacos de madera rotos. Con ayuda de una lima y una lija, eliminad los restos del taco. Limpiad la superficie. Echad un poco de pegamento e insertad un taco nuevo. OJO: aseguraros que es de la misma longitud que el que había antes.
  5. Comprobad que todo encaja. Con paciencia, reconstruid el cajón y comprobad que todo encaja.
  6. Pegad las superficies. Usando un pegamento apropiado, pegad las distintas partes. Recordad que EL FRONTAL ES LO ÚLTIMO QUE SE PONE.
  7. Apoyad el cajón sobre un lateral en una mesa y esperad a que se seque. Tened cuidado de que el frontal (que suele ser más largo que el cajón completo) no apoyado.
  8. Refuerzo. En caso de que sea un cajón reincidente, podéis ponerle unas pequeñas escuadras en el interior del cajón para fijar las distintas partes. Tened cuidado de que los tornillos que uséis sean más cortos que las tablas del cajón.
Y con esto os dejo, amigos. Nos vemos en el próximo desastre que organice con mi torpeza natural.

PD: Espero que este post tenga la mitad de éxito que aquel sobre cómo arreglar una persiana.

4 comentarios:

Athenea dijo...

Muy interesante. Nosotros ya vivimos esa misma experiencia. Te ha faltado al final comprobar que el cajón encaja bien (ojo, no es algo fácil).

Quique dijo...

te has acordado de volver a encolar el cajón a las piezas de turno? que la primera vez que tiré por poco lo desencajo... :P

y sí, el tema era que se quedaba salido de la estantería, pero lo arreglamos pronto, que conste!

Miauz dijo...

Me había olvidado del último paso... para cajones reincidentes o que parezcan poco seguros xDD

Auron dijo...

En los Simpsons tenían la teoría de que todo se arreglaba a base de petardos. De hecho en un capítulo un cajón no cerraba bien, le metieron un petardo y como la seda xDDD

Y ya la pregunta es q si los detalles remarcados los has vivido o son sólo para que el lector lo tenga en cuenta :P